martes, 19 de diciembre de 2006

Comunión tardía...



Vamos hoy a comulgar
desnudo y largo,
de rodillas hasta el mar que brota
en lava,

a bañar del puño la herradura,
del suelo al hijo, del dolor
su aguijón de agua.


He de andar, porque hoy aquí,
todo me agobia,
me taladra, me bautiza,
me cuestiona…



Vamos hoy a comulgar, la vacua cama,
la llaga al alma,
los espacios sustanciales.


Vamos, vamos, que hoy aquí,
todo me acosa…


No hay estrellas que perdonen
mis derrotas,
no hay santuarios que revivan
soledades.


Y aquí,
la puerta abajo/la ventana/una mirada,
un rumor claro me acorrala/me desmaya.


(...)


Shhhh…


Alguien me observa, alguien,
y en su boca...
mi reflejo en sus dedales
es vagazo,
y de mi llanto entre su ceja
veo sangre.


Aquí, bajo la puerta…

shhhh...

bajo la puerta…


solo sombras me reciben
disgregantes,
espejos vítreos de caminos anulados,
de frutos ebrios sobre ruedas
temporales…

o tras las ramas que el sol muerto
alumbra poco,
en esta noche que me cruza
de tan alta.


¡
Silencio! ¡Ay!
¡Que el viento calle!


Alguien me observa…
alguien me incrusta desde el ojo impenetrable,
sobre el contorno biselado de una forma,
que se dispersa roja/interna
del pasado.


(...)


Y aquí, hoy aquí, todo me rompe...

y es extraño,
tan extraño el reír de antes;
y es extraño,
tan extraño el hoy de ahora…

que yo me marcho a comulgar si me derramo,
a sufrir clavos o navíos disfrazados,
a hincar demonios al averno marginado,
o sembrar ángeles al pie
de un cristo amargo…

bajo la nube zoomorfa/gata en celo,
que brama y brama por los hijos
que le sobran,

o sobre el surco que converge
entre los cuerpos,
cuando del orco nos rescata
amor y carne.

2 comentarios:

Rubén dijo...

Sid, tu blog invita y sabes ya que soy gorrón. Perfecto así el poema, ñiña, es abrazo místico a las cosas, compás arrullador, criatura lírica. Y eso es lo tuyo, la savia lírica.

Beso transatlántico y el mejor augurio a tu proyecto.

rb

Xinca dijo...

Gracias Rub... es bueno tenerte por aquí. Además es bueno recibir tus bonitas palabras, siempre.

Ya sabes bien que lo mío es tuyo.

Un abrazo enormeeeeeeeee.